Alexcuellar's Blog

19 junio 2013

LIDER ¿AUTORITARIO O PERMISIVO?

LIDERAZGO ¿AUTORITARIO O PERMISIVO?

“No se trata de una personalidad magnética, eso puede ser sólo facilidad de palabra. Tampoco de hacer amigos o influir sobre las personas, eso es adulación. El liderazgo es lograr que las miradas apunten más alto, que la actuación de la gente alcance el estándar de su potencial y que la construcción de personalidades supere sus limitaciones personales”. Peter Drucker.

Hace un mes di una conferencia en Madrid llamada “Hacia un nuevo Liderazgo” y me llamó la atención lo acomodados que estamos las personas a las definiciones y a la resistencia a romperlas.

La mayoría de los asistentes se negaban a enfrentarse e implementar este nuevo liderazgo e incluso una persona comentó: “Todo eso es muy bonito, pero no se cumple así que mejor olvidarlo”.

ImagenTe imaginas? como no se cumple lo dejamos, lo olvidamos, aunque sea bonito. Entonces sigamos dejando todo lo que no se cumple: “La Constitución española, con su derecho a la vivienda y al trabajo” “La religión con sus enseñanzas de paz y de amor”, “Nuestros sueños y deseos que no se han cumplido”…. puedes poner más ejemplos que se te ocurran en este momento.

Al final alguien preguntó: “En estos momentos de crisis ¿es mejor un líder autoritario o uno permisivo?”. Y esa es una buena pregunta.

En mis clases de PNL y de Coaching enseño a mis alumnos los distintos tipos de liderazgo y en la mayoría de las ocasiones salen estos dos tipos de líder.

Lo importante y lo que hace que una persona se convierta en líder no es el momento o la situación, es su actuación.
Ni el autoritario ni el permisivo son auténticos líderes y en un momento de tensión o de crisis, ninguno de los dos es útil para la empresa, familia o sociedad.

El líder autoritario impone sus ideas y su rutina conocida. No escucha activamente a sus seguidores, empleados o compañeros. Sus ideas son las únicas, según él, que son válidas y que llevaran a los resultados que él espera, independientemente de la realidad.

La manera de actuar de este líder es decir lo que hay que hacer exactamente y no dejar que no haya ninguna desviación, y menos, una capacidad de creatividad de otras personas. Todo lo que se salga de sus parámetros no está bien hecho, no es correcto, está equivocado o no sirve. Él es el causante del estrés en el grupo.

Por otro lado, tenemos al líder permisivo, aquel que es más un amigo que un líder.
Este líder crea un buen ambiente en el trabajo pero es el causante del abandono de los proyectos, de la desmotivación, y de confusiones y equivocaciones.

Tiene ideas y las organiza bien, en su cerebro, pero las trasmite de una manera poco eficaz, no sabe especificar, se pierde en dialécticas que entorpecen el entendimiento de las órdenes y su comunicación es muy confusa.

Nadie en su entorno sabe exactamente que hacer, no están preparados para tener iniciativas ni llevarlas a cabo porque no se sabe cual es la dirección ni el objetivo.

En un curso que impartí en Miami en representación de Mens Venilia para la ICMF comenté esta cita de John Maxwell

“El pesimista se queja del viento. El optimista espera que cambie. El líder arregla las velas”.

Y les dejé con una pregunta que te transmito a ti ahora:
¿Qué tipo de líder eres?

Un saludo

Anuncios

27 febrero 2013

ALEJANDRO CUELLAR EL CAMINO

EL CAMINO

“El camino no se  puede explicar con palabras: es una experiencia real, vivida en el propio cuerpo a través del ejercicio de la fuerza vital o Qi. El camino no está ni aquí ni allá. El principio está más allá de la razón, de la lógica y de la lectura. La verdad debe ser descubierta por cada uno ejercitando dentro de su propio corazón…” Antiguo tratado de los Tengu.

La experiencia de cada uno es propia, diferente e intransferible, no se le puede dar a otra Imagenpersona. Mi propia experiencia y la tuya son nuestras de cada uno de nosotros, podemos enseñarla pero no darla, podemos explicarla pero no dejarla.

Es el mismo camino que cada día transitamos pero con distintos pies.

Podemos caminar juntos por el mismo camino, incluso cogidos de la mano pero la experiencia para cada uno de nosotors será distinta, única y creadora.

Al tomar una decisión la debemos tomar pensando en cual es nuestro camino en este momento, cual es el camino en nuestra vida, a donde queremos llegar, cual es la meta a alcanzar.

Has de saber, debemos saber, que cada paso estará marcado por el recuerdo de otras experiencias propias y que debemos desechar esos pensamientos para poder sumergirnos en lo nuevo, mirar el horizonte donde, tal vez, el camino haga un giro y nos espere la sorpresa.

Estas sorpresas que nos encontramos en los sitios menos transitados de nuestro camino son las que nos haran crecer y evolucionar; aumentarán nuestros recursos para ampliar nuestras estrategias y poder utilizarlas cuando llegue el momento.

Este camino no tiene un mapa escrito, solo una meta a la cual todos llegamos y de nosotros depende como queremos llegar, ricos en experiencias o pobres en vivencias.

De ti depende.

14 mayo 2012

CINCO REGLAS DE ORO PARA SER EXCELENTE EN EL TRABAJO

Filed under: Uncategorized — Alejandro Cuellar @ 16:26
Tags: , , , , , , , ,

Cada trabajo es algo único e irrepetible, nos da la oportunidad de aprender y progresar en nuestra vida tanto laboral, profesional y personal.

En estos momentos tan difíciles a nivel económico donde muchas personas no tienen claro su futuro laboral, es cuando más debemos implicarnos en nuestro trabajo. Y da lo mismo si eres asalariado o autónomo, si eres directivo o el último de la fila, todos son importantes.

Has de convertir tu trabajo en una diversión, en algo que te potencie y donde puedas disfrutar de aprender, de buscar nuevos enfoques y nuevas metas.

Y para que esto ocurra hay que seguir cinco reglas de oro:

Conocimiento
Presencia
Ritmo
Pasión
Meta

Conocimiento
Es importante conocer tu trabajo, saber qué hay que hacer, cómo hacerlo, en qué momento, cuándo y hasta dónde se puede llegar.
Sabiendo todo esto, llegará un momento donde cada uno y dentro de su propia experiencia, sabrá cuales son los pasos más adecuados y cuales son inútiles y una pérdida de tiempo para obtener el resultado deseado.

Presencia
Hacer lo que se hace. Este dicho se refiere a estar “presente” en el trabajo. Si estás pensando en otra cosa mientras estás trabajando, tu resultado no será excelente, a parte de según sea el trabajo puede acarrear riesgos físicos.

Ritmo
Acostúmbrate a llevar un ritmo continuo para de esta forma no tener que hacer horas extras o estresarte.
Es interesante entender que en este punto si has estado trabajando con conocimiento y presencia el ritmo será el adecuado para cada labor.
A mi me gusta el dicho: “Vísteme despacio que tengo prisa”. Todo tiene su ritmo, descubrirlo es toda una aventura que hará que tu trabajo deje de ser monótono.

Pasión
Este es el punto más importante de los cinco. La pasión es lo que hará que sobresalgas del resto. Sin pasión cualquier trabajador está abocado al aburrimiento y al trabajo mal hecho.
La pasión hará que apliques todos tus conocimientos, facultades y herramientas a lo que estés haciendo en ese momento, y recuerda, estás haciendo lo que haces.

Meta
El trabajo finaliza cuando llegas a la meta, cuando has finalizado lo que te habías propuesto y es una enorme recompensa poder mirar el trabajo terminado y disfrutarlo.
Márcate la meta y sigue hasta el final
Seguramente en algún momento tendrás ganas de dejarlo, de bajar tu ritmo, de no buscar la excelencia, aunque recuerda que tu has decidido ser EXCELENTE

Un saludo

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.