Alexcuellar's Blog

11 abril 2013

EL PASTOR O EL REBAÑO

Filed under: Uncategorized — Alejandro Cuellar @ 2:47
Tags: , , , , , , , , , , ,

El pastor o el rebaño

“Los hombres mediocres, que no saben que hacer con su vida, suelen desear el tener otra vida más infinitamente larga” Anatole France, escritor francés

 

Mi abuela me decía que nunca destacara en nada, que procurara pasar desapercibido, que nunca fuera ni el primero ni el último, que siempre me mantuviera en el medio, por si acaso. ImagenIndudablemente ella recordaba la guerra civil española y sus consecuencias quedaron grabadas en su memoria, y a través de ella quedo grabado en mí el miedo a destacar.

Durante muchos años me mantuve oculto. En la escuela sabiendo las respuestas que el profesor lanzaba a los alumnos, yo no levantaba el brazo para que nadie se fijara en mi por si acaso… En el equipo de futbol jugaba de portero para no celebrar los goles, por si acaso…. Nunca entraba el primero en una clase, por si acaso…. Tampoco entraba el último, por si acaso….

Así que fueron pasando los años siendo un niño obediente y nunca destacando, por si acaso…

Un día, empezando a cuestionarme mis propios pensamientos, me dí cuenta que no estaba satisfecho con mi propia vida, con la forma que vivía, con lo difícil que era para mi conseguir mis objetivos y poder, ya no vivir holgadamente, sino sobrevivir.

Ese día tuve una revelación, oía la voz de mi abuela diciéndome: “No sobresalgas, ni el primero ni el último. Siempre en medio, siempre en medio, en medio…en medio…”

Y entonces descubrir que en medio están “los mediocres” aquellos que se conforman con que les manden, con que les dirijan, que no tienen ningún anhelo y ninguna esperanza nada más que seguir esperando que algo ocurra y que les cambie la vida.

Descubrí que asta ese momento me había pasado mi vida soñando, me había convertido en un soñador con los ojos abiertos. Soñaba que algún día vendría “alguien” y descubriría mis verdaderas cualidades y aptitudes y me contrataría y me haría famoso, rico y feliz.

Y nunca ocurría, cada vez que se me presentaba la oportunidad yo no hacía nada, solo esperaba y esperaba soñando.

De esta manera aprendí que era un mediocre y que si no hacia algo seguiría siendo un mediocre el resto de mi vida y ¿quién quiere vivir con un mediocre que no opta ni siquiera al premio de consolación?

¿Tu lo harías?

 

Anuncios

Blog de WordPress.com.